¿Llegará a tiempo la energía de fusión?

Imagen Wikimedia Commons

Si no se detiene o se reduce sustancialmente el consumo de combustibles fósiles, que representan el 83,1% de la energía primaria utilizada como combustible (2020), el cambio climático se acelerará, aumentando en más de 2 ºC la temperatura media de la superficie de la Tierra, aumentará la frecuencia de desastres climáticos, subirá el nivel del mar, . . . Pero sustituir los combustibles fósiles no está resultando fácil, puesto que las energías renovables los sustituyen sólo parcialmente y la energía nuclear no cuenta con la confianza de la sociedad para jugar un papel más importante que el que juega actualmente.

¿Aparecerá una nueva fuente de energía que nos permita substituir los combustibles fósiles? ¿Será la energía nuclear de fusión esta nueva energía? Yuval Noah Harari en su libro Sapiens contesta la pregunta de forma optimista: «¿Por qué hay tanta gente preocupada porqué se pueda agotar la energía, si cada pocas décadas descubrimos una nueva fuente de energía?»

El proyecto ITER, el mayor proyecto internacional de desarrollo de energía nuclear de fusión, se empezó a construir en Cadarache, Sur de Francia, en 2007. Prevé que en diciembre de 2025 conseguirá producir el primer plasma y en 2035 podría empezar las operaciones con el combustible nuclear, formado por deuterio y tritio. ITER se basa en el confinamiento magnético, que consiste en mantener el combustible nuclear en un reducido espacio mediante potentísimos campos magnéticos.

En los últimos meses, sin embargo, ha habido novedades en la energía de fusión por la vía del otro procedimiento, el del confinamiento inercial, que utiliza potentes láseres para concentrar el combustible nuclear. HB11, compañía australiana o US National Ignition Facility (NIF) de California, han conseguido avances que les hacen pensar en poder disponer de plantas piloto y plantas plenamente operativas en pocos años, muchos menos que el ITER.

Enlace al artículo completo

Esta entrada fue publicada en energía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *